Archivo del Autor: lilianagomezluna

Feliz navidad y próspero 2014

62775_440340174652_328919879652_4912992_2024058_n

En el mar también hay criaturas asombrosas que exhiben los colores navideños…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Biocombustibles… segunda generación

[caption id="attachment_830" align="alignleft" width="150"]IMG_0160 Células de Dunaliella salina[/caption]

En el 2013 cobrará aún mayor interés el tema de los biocombustibles; particularmente se llevará a cabo la décima versión de la National Biodiesel Conference & Expo, en Las Vegas, Estados Unidos. En setiembre pasado la multinacional Shell presentó un estudio sobre el futuro de los combustibles, el cual realizó con dos institutos privados que se dedican a ecología y sostenibilidad. Una de las principales conclusiones de esa investigación es que el uso de los biocombustibles se dará cada vez en una mayor proporción. Actualmente en países como Alemania el combustible derivado de vegetales o con un componente energético de vegetales alcanza el 5.6% del total, según Jörg Abel, jefe del departamento económico de Shell en el país germano. Además, se espera que para el 2030 esa proporción sea hasta 20%, y hasta un 70% en el 2050. Las críticas que se han hecho contra esta industria parten del hecho de que para producir este tipo de combustible se usa maíz, caña de azúcar y otros alimentos, lo cual entra en conflicto con el problema del hambre en el mundo.

Frente a ello, el informe subraya que se está trabajando con productos de segunda generación, que consisten en partes de vegetales no usados para la alimentación, como tallos, hojas, raíces y otros restos no alimenticios. Todos tienen bajo la manga el potencial de las microalgas. Entre las especies promisorias está Dunaliella salina, abundantes en zonas salineras y con las que se trabaja en el Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado para la futura producción de biodiesel. Pero hay una lista de más de 250 especies con utilidad potencial en este empeño, a las que gana Dunaliella al poder cultivarse en agua de mar, que es el medio más disponible. Esta microlaga soporta hasta 32 por ciento de salidad. Por otra parte, se espera que en los próximos diez años los motores de los automóviles tiendan a fabricarse con capacidad para usar un porcentaje más alto de biocombustibles.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AGROSOS 2013

frutaEl evento liderado por la facultad de Ciencias Agropecuarias llegó para quedarse. Con una participación superior al año 2012, este evento ha logrado materializar la tan anhelada integración entre los actores calves involucrados en el desarrollo agrícola de nuestra provincia. vendrán más ediciones, pero llegue la felicitación a cada uno de los artífices de este sueño.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Exitoso el Evento AGROSOS

En su edición de 2012, el Evento AGROSOS ha contribuido a fortalecer los vínculos Universidad-Sociedad….más

Publicado en Agricultura sostenible | Deja un comentario

La evaluación del impacto de la ciencia

Tradicionalmente la ciencia se evalúa de acuerdo con la producción científica de los investigadores, es decir, el número de artículos publicados en revistas científicas o las patentes registradas, por ejemplo. Pero el valor real podría estar en cómo dichos productos o resultados benefician a la sociedad o al ambiente. La velocidad con que el nuevo conocimiento llega a los ciudadanos también importa. Evaluar el impacto de la ciencia puede sonar simple, pero no lo es. La experiencia en América Latina demuestra que incluso los científicos no están de acuerdo en la manera como se evalúa, y que los países miden su producción científica de diferentes maneras.

¿Qué debe medirse?
Colombia evalúa a su comunidad científica de acuerdo con la información del nuevo conocimiento producido por los grupos de investigación anualmente, lo que se manifiesta en el número de publicaciones, los libros o capítulos de libros escritos, o el software registrados. Esto se hace a través de una aplicación informática desarrollada en Brasil. En general, los científicos de ambos países están de acuerdo en que esta evaluación provee información útil para caracterizar las tendencias nacionales, pero también coinciden en que el sistema de evaluación es débil. Cada comunidad científica tiene sus propias ideas de cómo mejorar el sistema. Los investigadores de Brasil sugieren que la publicación en revistas nacionales y la presentación de trabajos en conferencias debería dar más puntaje del que se asigna hoy en día.

Los científicos colombianos  no están de acuerdo con dar el mismo puntaje a un artículo publicado en una revista nacional que a uno en una publicación internacional de renombre, como Science o Nature.

Algunos investigadores mexicanos también objetan la manera como su Sistema Nacional de Investigadores, SNI, mide la producción de los individuos. Dicen por ejemplo, que las patentes deben ser medidas no solamente por el número que se registra, sino por la manera como impactan para mejorar la economía nacional. Eso, argumentan, haría que los científicos mexicanos se preocuparan más por proteger los derechos del conocimiento que producen.

Ahora se suma la innovación
El criterio utilizado para evaluar la ciencia se vuelve aun más problemático a medida que las políticas de América Latina dejan de ver a la ciencia y la tecnología como fines en sí mismos, y añaden un nuevo ingrediente a su fórmula, viéndolas como la forma de lograr la innovación, tan necesaria para una sociedad y una economía basadas en el conocimiento.

La innovación no puede medirse simplemente por el número de artículos en las publicaciones científicas. Tampoco el número de patentes registradas puede ser el indicador de la innovación. Y aun si así lo fuera, ¿tendría una patente el mismo puntaje que la publicación de un artículo? Incluso, ¿serían comparables?

Tomemos otro ejemplo: si un grupo de investigación que está buscando soluciones a un problema de la industria firma un contrato de un millón de dólares con ella, ¿se consideraría un indicador de éxito? Y si ese mismo grupo genera una idea que incentive la creación de un spin-off rentable, ¿cómo debe medirse este impacto?

A medida que transcurre éste, que algunos han llamado el siglo de la innovación, los sistemas de evaluación tienen que actualizarse y responder a criterios que reflejen los objetivos de la ciencia, la tecnología y la innovación: generar productos para las economías y los mercados nacionales, crear soluciones prácticas a los retos sociales y agregar valor al conocimiento existente.

Deben además proveer incentivos a los propios científicos nacionales para que desarrollen la innovación. En la mayoría de los países en desarrollo quienes solicitan patentes son más las compañías internacionales que los propios investigadores o innovadores nacionales.

Repensar la evaluación
 Los sistemas de evaluación de ciencia y tecnología, y ahora de innovación, están constantemente siendo evaluados ellos mismos en América Latina.

Una crítica frecuente es que los criterios diseñados para evaluar han sido definidos principalmente por académicos, que no están en las ligas del sector productivo y poco peso le dan al valor del trabajo que producen los grupos que no se dedican a la investigación básica.

Los criterios de evaluación deben ser lo suficientemente flexibles como para diferenciar entre una y otra disciplina, como sucede en México.

¿Y qué decir de aquellas publicaciones dirigidas al ciudadano —y no a la comunidad científica—, a aquellos que participaron en una investigación como pacientes o respondieron a una encuesta, o a los miembros de comunidades afectadas por la contaminación de un río? En general, aquellos ‘productos sociales’ no tienen un puntaje alto, y los científicos no se empeñan en producirlos.

Pero el impacto de una adecuada estrategia de comunicación puede ser mucho mayor que una publicación en una revista científica.

Hace un par de años un epidemiólogo me comentó que a los investigadores se les debería medir por el impacto social que causan sus investigaciones, en muchas ocasiones salvando vidas, y no por sus publicaciones internacionales.

Este punto de vista encaja perfectamente cuando se refiere a investigaciones en salud pública. Pero no sería adecuado para otras disciplinas. Es tiempo entonces de pensar en diferentes tipos de evaluación para diferentes tipos de investigación. Me atrevería a decir, además, que los criterios deberían organizarse por los resultados que persigue —y logra— la investigación, y no por los diferentes campos científicos.

Un buen comienzo sería conformar un grupo consultor interdisciplinario, actualizado, que estimule un debate innovador y amplio.

Lisbeth Fog es consultora regional de SciDev.Net, con base en Colombia.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cultura Rural y Derarrollo Local Songo La Maya 2012

A las aves: alas, a los peces: aletas, a los hombres el conocimiento de la naturaleza: esas son sus alas. Con esta frase Martí, el Centro Universitario Municipal de Songo La Maya  dió la bienvenida a los participantes al II Evento Territorial Cultura Rural y Desarrollo Local, inspirado en la personalidad de la Songomayense ElviraCape Lombard,  Hija Predilecta de Santiago de Cuba,  en el marco de la conmemoración de fechas importantes como la TomadeLa Maya y la celebración del Día del Medio Ambiente… más

Publicado en Evento Desarrollo Local, Sin categoría | Deja un comentario

Premio para el CEBI

El Centro de Estudios de Biotecnología Industrial obtiene el Premio Provincial de Medioambiente.

El desempeño sostenido en materia de ciencia e innovación con reconocido impacto ambiental ha hecho a este colectivo merecedeor del premio de medioambiente que otorga el CITMA a nivel provincial.

Publicado en Premio | Deja un comentario

Jornada por el Día del Medioambiente en la UO

La Red de Medioambienbte de la UO le invita a las actividades organizadas para celebrar el Día del Medioambiente…JORNADA UNIVERSITARIA POR EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIOAMBIENTE

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Resultados del viaje a Bélgica (Proyecto VLIR-UOS)

Recién ha concluido el viaje de la delegación de profesores de la Universidad de Oriente que viajaron a Bélgica con el objetivo de identificar contrapartes para la propuesta inicial del proyecto presentado a la convocatoria de referencia.

La red de medioambiente y la de agricultura están representadas por el proyecto cuyos detalles puede encontrar en el siguiente documento…Perfil Proyecto VLIR

Después del Matchmaking realizado en Bélgica los intereses generales identificados pueden agruparse en tres grandes temáticas:

  • Estrés bioclimático y ecotoxicología
  • Manejo ambiental (ecosistemas & recursos)

Tratamiento de residuales y manejo de la contaminación
Manejo agroecológico (incluye agricultura de precisión)
Manejo integrado del suelo y el agua
Evaluación de impacto ambiental

  • Fisiología de algas y plantas y biotecnología ambiental (Tópico en sinergia conotros proyectos)
Publicado en Proyecto VLIR | Deja un comentario

Exitoso Taller del Proyecto Costa Sudeste

Se desarrolló con éxito el taller del Proyecto Costa Sudeste con la participación de colegas Canadienses y la manifiesta integración entre guantanameros, guamenses y santiagueros.

Exitosos debates, afortunadas presentaciones y un ambiente de trabajo que garantizó un feliz desempeño.

Convocado por el Centro de Estudios Multidisciplinarios de Zonas Costeras (CEMZOC) de la Universidad de Oriente y en los marcos del proyecto de colaboración internacional: Formación de capacidades para el manejo costero local, se desarrolló en el Municipio de Guamá, entre los días del 20 al 24 de febrero del presente año, el III Taller Regional de formación y desarrollo local en municipios costeros. En el mismo participaron 50 profesores e investigadores de la región sur oriental de Cuba.
Este Taller integró a profesores de las Universidades de Oriente,
Guantánamo, y La Habana de Cuba y Dalhousie en Canadá. Así como a investigadores de los centros de ciencia del CITMA BIOECO, CIES y CATEDES en las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo respectivamente.

En esta oportunidad el Taller tuvo por objetivo evaluar el avance en las acciones del proyecto encaminadas a fortalecer las capacidades
institucionales y formación de capacidades en el manejo integrado de zonas costeras en los municipios costeros de la región sur oriental de Cuba, _a través de los Centros Universitarios Municipales de San Antonio del Sur en Guantánamo y Guamá en la provincia de Santiago de Cuba_, atendiendo a las necesidades particulares del desarrollo local en la región.

En su presentación la Dra. Ofelia Pérez Montero coordinadora del proyecto por la Universidad de Oriente y el Dr. Aldo Chircop director del Proyecto por la Universidad de Dalhousie expusieron los significativos avances del Proyecto en la formación de capacidades en el cual han recibido cursos de entrenamiento en diferentes temas asociadas a las necesidades del desarrollo local más de 113 profesionales y tomadores de decisiones de ambos
municipios.

El proyecto integra en la formación la práctica de acciones investigativas de los estudiantes e investigadores que aportarán Programas de manejo integrado para las cuencas del Sevilla y de Macambo en los municipios implicados, como resultado de la combinación de una estrategia integrada de gestión de conocimiento a través del entrenamiento,para la toma de decisiones en el municipio.

El Taller demostró con los resultados de formación e investigación que las particularidades del manejo integrado de zonas costeras en Cuba está asociado al desarrollo local de estos municipios, en la salud de los ecosistemas costeros y la calidad de vida de los hombres y mujeres que lo habitan.

La experiencia debe ser replicada, y felicitaciones para el CEMZOC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario