Curiosidades

La vida en ambientes extremos

Muchos científicos piensan que la vida podría haber surgido en las grietas o respiraderos hidrotermales que se encuentran en el fondo de los océanos. Estas se sitúan específicamente cerca de las grandes fallas, también llamadas dorsales oceánicas. No te inquietes si no entiendes, ahora mismo te lo explico: Se trata de chorros de aguas muy pero muy calientes que salen desde el fondo del océano. Estas pueden alcanzar temperaturas de hasta 350 ºC.

Para que puedas comprender cuán caliente son vamos a realizar algunas comparaciones; primero debes conocer que normalmente el agua hierve a 100 ºC; lo que significa que en las fuentes hidrotermales la temperatura es algo más de tres veces mayor que la del agua hirviendo. A una temperatura similar a la que tiene el agua en las fuentes hidrotermales puede bullir o hervir el mercurio, específicamente a 357 ºC.  A temperaturas algo menores se funden fácilmente otros metales como el plomo, cuyo símbolo químico es Pb y se funde a 328 ºC y el estaño (Sn)  que lo hace a 232 ºC.

El agua de estas fuentes contiene mucho azufre, es decir, son aguas sulfuradas; las aguas sulfuradas al exponerse a altas temperaturas toman un color negro, por lo que la apariencia de estas fuentes es la de extrañas chimeneas que en vez de humo sueltan un agua negra.

Pero lo más asombroso no es que el agua allí sea tan caliente, ni que sea negra, sino que alrededor de estas fuentes hidrotermales hay vida. Se trata de animales únicos, adaptados a este ambiente extremo donde además de haber temperaturas muy altas, no existe la luz. Y aunque parezca increíble, la fauna es mucho más rica que la que aparece normalmente en los océanos a estas profundidades. Una de las mayores curiosidades de esta zona es el gusano sin boca Riftia pachyptila; la única parte visible de su cuerpo son las branquias, que flotan majestuosas a la salida de la estructura en forma de tubo que lo protege, por eso se conoce como gusano tubícula. También viven allí mejillones gigantes, anémonas, pulpos, cangrejos, langostinos, pequeños animales parecidos a las estrellas de mar y peces completamente blancos.

Las fuentes hidrotermales parecen tener una actividad limitada; duran sólo algunos años y luego, las especies que viven en ellas aparentemente desaparecen para surgir nuevamente en otra fuente.

Hasta la fecha se han identificado aproximadamente 236 especies capaces de vivir en las fuentes hidrotermales oceánicas.

Seguro te preguntarás ¿cómo puede haber vida en un lugar tan profundo y caliente? Pues… todo este ecosistema se basa en la actividad de las bacterias que utilizan una sustancia llamada sulfuro de hidrógeno; estas bacterias establecen relaciones de cooperación con el resto de los animales, a lo que se llama simbiosis, y así garantizan la vida. El gusano tubícula Riftia pachyptila, por ejemplo, lleva estas bacterias en sus branquias, pero otros animales prefieren alimentarse directamente de ellas.

De todo lo que he explicado podemos deducir que en los océanos hay dos fuentes de energía que sostienen la vida: la luz solar y el azufre presente en estas aguas sulfurosas calientes. ¿Interesante verdad?

Una respuesta a Curiosidades

  1. Lili dijo:

    Me parece todo muy interesante y además es un tema polémico.Me gusta,pues pertenezco a las ciencias naturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>